miércoles, 5 de noviembre de 2014

Divorcio de mutuo acuerdo

Divorcio de mutuo acuerdo
Sin lugar a dudas, el divorcio de mutuo acuerdo supone la opción más favorable cuando una pareja decide poner fin a su matrimonio, puesto que esta alternativa conlleva una minimización de los costes del proceso en términos económicos, de tiempo o emocionales.

Este tipo de divorcio surge porque los miembros de la pareja tienen una posición unánime acerca de la disolución de su matrimonio y de las medidas que derivarán de la misma por lo que, en principio, el juez no requerirá más que la ratificación de las voluntades de los mismos para hacer efectivo el divorcio.

Un matrimonio con la intención de divorciarse puede no tener claro cómo debe iniciar los trámites y qué decisiones son las que más convienen tanto a sus propios intereses como a los de sus hijos, por ello en nuestro despacho encontrará un servicio integral en el que se le asesorará de manera individualizada sobre los aspectos que hay que definir antes de presentar ante el juez la demanda de divorcio.

Estos aspectos se concretarán en el convenio regulador que los cónyuges tienen que presentar en acompañamiento de la demanda de divorcio y que definirá los extremos sobre las relaciones de la familia con posterioridad a la extinción del matrimonio. Estas medidas consistirán en la definición del régimen de guarda y custodia y en el de visitas para el padre no custodio, la fijación de una pensión alimenticia a favor de los hijos para cubrir sus necesidades ordinarias, la liquidación del régimen económico-matrimonial de la pareja así como el reparto de los bienes que ambos miembros compartían o el reconocimiento de una pensión compensatoria a favor de uno de los cónyuges.

Desde nuestro despacho le orientaremos en la negociación con su pareja para la redacción del convenio regulador más satisfactorio con sus intereses y que recoja sus pretensiones. Del mismo modo, en cualquier modificación posterior que se quiera realizar del convenio por una alteración de las circunstancias iniciales habrá que realizar el mismo proceso y acudir al juez para que homologue el nuevo acuerdo entre las partes.

Tras la presentación de la demanda, el juez llamará a las partes para que confirmen la expresión de voluntades realizada en el convenio regulador y si estas se pronuncian de nuevo a favor del mismo, se hará efectivo y se decretará el divorcio.

Plantéenos sus dudas sobre las cuestiones relativas al divorcio realizado de mutuo acuerdo y se las resolveremos de forma eficaz y profesional.