miércoles, 5 de noviembre de 2014

Vivienda familiar

Vivienda familiar
La vivienda familiar es el domicilio en el que convive la familia, en la que se pueden incluir los objetos de uso ordinario. La atribución del uso de la vivienda familiar es una de las cuestiones de debate cuando se produce una separación o divorcio entre un matrimonio.

Esta decisión puede ser tomada por los cónyuges de mutuo acuerdo y recogida por el convenio regulador que marca las pautas de las relaciones de los cónyuges tras la extinción del matrimonio. Si existe cualquier tipo de desacuerdo en esta cuestión, el juez decidirá buscando el interés más necesitado de protección.

En el caso de matrimonio con hijos, no hay dudas de que el interés que debe ser protegido primordialmente es el de los hijos por lo que se atribuirá el uso de la vivienda familia al cónyuge al que le haya sido otorgada la guarda y custodia de los menores. Los pronunciamientos en este sentido no tienen en cuenta a quien corresponde la propiedad de la vivienda ya que se pone por delante un interés superior.

Si el matrimonio no tiene hijos, habrá que atender a las circunstancias personales de los cónyuges y a la necesidad de protección pero parece que el titular de la propiedad será al que corresponda su uso y disfrute.

En cuanto a los gastos de la vivienda, habrá que estar a quién corresponde la propiedad de la misma y la naturaleza de los gastos. En el caso de que esta sea de titularidad compartida, ambos cónyuges harán frente a los costes derivados de la hipoteca, por ejemplo, aunque uno de ellos no resida en la misma. En lo referido a otros gastos que surgen por el uso de la vivienda, el pacto realizado por los cónyuges o la sentencia judicial puede pronunciarse sobre su reparto, si no, parece que deberá pagarlos el cónyuge que disfruta de la vivienda.

Ante cualquier reclamación por gastos que considera que corresponden a su ex pareja o incumplimiento de la atribución de la vivienda conyugal realizada en la sentencia de divorcio, contrate nuestros servicios de asesoría y defensa jurídica.