miércoles, 30 de diciembre de 2015

Acción de nulidad: legitimación para su ejercicio

Acción de nulidad: legitimación para su ejercicio
A pesar de que el matrimonio es nulo desde el principio, al haber producido sus efectos civiles, necesita de una sentencia firme que acredite su nulidad, para establecer además que se declare, salvo en el caso del matrimonio putativo, que ese matrimonio no ha producido efectos jurídicos.

La legitimación activa para pedir la nulidad del matrimonio es limitada, si bien tal limitación puede ser apreciada por el juez con prudencia. Como regla general, el artículo 74 del Código Civil, dispone que la acción para pedir la nulidad del matrimonio corresponde a los cónyuges, al Ministerio Fiscal y a cualquier persona que tenga interés directo y legítimo en ella, salvo lo dispuesto en los artículos siguientes.

No obstante, las disposiciones especiales limitan sensiblemente el ámbito de la legitimación. La razón de este límite la encontramos en la conveniencia de no consentir el ejercicio de la acción de nulidad a personas distintas de los mismos contrayentes afectados, al no ser que concurran una serie de causas objetivas que exceden de ellos mismos y afectan a un interés superior.

¿Quiere saber cuáles son las limitaciones a la legitimación? ¿Desea conocer otros aspectos relacionados con la acción de nulidad? No se lo piense, y contacte con nosotros. Desde nuestro despacho en Pamplona solventaremos todas sus dudas.