lunes, 15 de febrero de 2016

La nulidad del matrimonio

Existen algunas causas que determinan un matrimonio como nulo. Se trata de vicios en la forma o en el consentimiento que lo hacen inválido. Se puede entonces solicitar la acción para pedir la nulidad del matrimonio, y ello corresponde a los cónyuges, al Ministerio Fiscal y a cualquier persona que tenga interés directo y legítimo en ella. Dependiendo de los casos, las personas que pueden pedir la acción de nulidad varían. Si quiere saber más acerca del asunto, nuestros abogados se lo explican.
  • Cuando la causa de nulidad consiste en la falta de edad en uno o ambos cónyuges, aunque se trata de un impedimento, la legitimación se restringe sensiblemente por entender que la motivación de la nulidad no excede objetivamente de los mismos contrayentes afectados, si bien en ocasiones la nulidad puede comprometer un interés superior, como es el interés de proteger a los menores. Así, mientras el contrayente sea menor sólo podrá ejercitar la acción cualquiera de sus padres, tutores o guardadores y, en todo caso, el Ministerio Fiscal. Al llegar a la mayoría de edad sólo podrá ejercitar la acción el contrayente menor.
  • Si hubiera habido error, coacción o miedo al contraer matrimonio, la causa de nulidad no se basa en circunstancias objetivas, sino en situaciones de los propios cónyuges, por lo que se restringe la legitimación para el ejercicio de la acción de nulidad al cónyuge que hubiera sufrido el vicio.
Existen muchos más casos y muchas más posibilidades, entre las que puede encontrarse su situación. Si necesita asesoramiento y mayores explicaciones, le recomendamos que no dude en acercarse por nuestro despacho de abogados en Pamplona. Somos expertos en derecho de familia, y llevamos años trabajando en nulidades, separaciones y divorcios, por lo que podemos ofrecerle el mejor servicio de la ciudad. Su proceso no tiene por qué ser tedioso ni complicado: nuestros abogados se ocuparán de acompañarle hasta el final.