martes, 5 de diciembre de 2017

Crisis matrimonial. Abogados en Pamplona.

Crisis matrimonial. Abogados en Pamplona.
Si usted está viviendo una crisis en su vida, un primer paso debería ser tratar de resolver sus preocupaciones personalmente. A pesar de ello, somos conscientes que esta misión no siempre puede hacerse. En en dichos casos existe por supuesto la solución de divorciarse, por lo que le invitamos a leer este artículo si necesita avanzar sobre divorcios. Principalmente el divorcio puede dividirse en dos ramas: contencioso y de mutuo acuerdo.

Esta manera de divorcios son llamados judiciales, es decir, se audiencian ante Jueces a diferencia del otro, en el cual tiene cabida un notario. Esto es una figura reciente, que no se introdujo hasta el año 2015. Pero todo esto los expondremos a continuación.

Empezando por el primer divorcio, el contencioso, la característica principal es que el escrito de demanda tiene lugar de forma unilateral por un cónyuge. Esto ocurre porque el otro se oponga, o bien porque dicha demanda se ha redactado de forma repentina sin aviso previo. Al no haber mediación entre ambos cónyuges, generalmente estos juicios son más largos. Por otro lado queremos exponer el divorcio llamado de mutuo acuerdo.

La demanda tiene lugar conjuntamente entre los dos. esto permite que los dos lleguen acompañados del mismo letrado. Es verdad que los divorcios de este tipo se pueden resolver más velozmente que los contenciosos. Por ello suele decirse que estos divorcios tienen dos virtudes: son más raudos y de menos coste que los demás.
Pero además nos gustaría indicar esta vía tiene otra opción, conocida como divorcio express. Tiene lugar ante notario y reduce considerablemente más los tiempos de espera. Debemos indicar, eso sí, que no se podrá si tienen hijos menores o inhabilitados.

Comprendemos que este es un tema complejo y es habitual que surjan determinadas dudas. Por dicho motivo, lo ideal es contactar con rapidez con un abogado especializado. Dada la importancia del asunto, es conveniente buscar un abogado suficientemente informado en este tipo de casos. Le recordamos además que en nuestro país el tiempo mínimo para pedir el divorcio es de 3 meses desde la boda.

También existen algunas situaciones en que no será necesario esperar eso, por ejemplo, cuando la vida de un cónyuge corra peligro. Finalmente, precisamos que los divorcios concluirán mediante un escrito: el Convenio Regulador. En él quedan recogidos los aspectos por los que se regirán los miembros.
El Convenio es obligado es decir, que ellos deberán cumplirlo.