CONVENIO REGULADOR: APROBACIÓN O DENEGACIÓN

El convenio regulador es la pieza básica del sistema a efectos comunes diseñado por el Código Civil, lo que permite armonizar la regulación legal unitaria con las peculiaridades de cada caso concreto.


Dicho convenio requiere aprobación judicial, que no se dará si los acuerdos a que han llegado los cónyuges son dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de ellos. En tales casos el Juez puede denegar la aprobación mediante resolución motivada. Producida la denegación, los cónyuges deberán someter al Juez nueva propuesta, para su aprobación, si procede esta nueva propuesta podrá limitarse a los puntos no aprobados por el Juez inicialmente. Si no hay aprobación judicial se produce la determinación judicial subsidiaria de los efectos definitivos.


La aprobación judicial perfecciona el convenio, y le dota de fuerza ejecutiva, incluso por vía de apremio, además, el Juez podrá establecer garantías reales o personales que requiera el cumplimiento del convenio.


INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE