El régimen de separación de bienes

Dentro de la normativa de nuestro ordenamiento jurídico acerca del régimen económico de un matrimonio se incluye el régimen de separación de bienes.

El punto esencial de este tipo de régimen económico matrimonial es que los cónyuges no forman ningún fondo común con los ingresos o beneficios que obtienen durante el trascurso del matrimonio sino que ambos mantienen patrimonios separados por lo que en ningún momento existe una confusión de los mismos. Por lo que se observa es un régimen radicalmente contrario al de gananciales que destaca precisamente por la existencia de una sociedad en la que los progenitores aportan los ingresos obtenidos.

El régimen de separación de bienes es el régimen que se aplica con carácter supletorio en los sistemas de derecho civil propio de Cataluña o Baleares y, por lo tanto, si los cónyuges a los que se le aplica esta ley civil no acuerdan qué régimen económico regirá sus relaciones patrimoniales, se aplicarán las normas propias del régimen de separación de bienes. Cabe la posibilidad, además, de que las parejas acuerden que se regirán por las normas propias de este régimen a través de capitulaciones matrimoniales.

Es posible que los cónyuges mantengan bienes comunes, por ejemplo, la vivienda.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE