Extinción de la pensión compensatoria

Como consecuencia de una situación de crisis matrimonial que desemboca en una separación o divorcio, es posible que uno de los miembros del matrimonio se encuentre en una situación económicamente más desfavorable que aquella en la que se encontraba mientras permanecía casado. Esta es la causa que puede provocar, si así lo considera el Juez que conoce del asunto, el reconocimiento de una pensión compensatoria a favor del perjudicado y prestada por el otro cónyuge.

En atención a las circunstancias del matrimonio, por ejemplo la duración, y las características de la parte desfavorecida por el divorcio como la edad o las posibilidades reales de obtener un empleo, el Juez deberá establecer la cuantía y duración de la pensión compensatoria que en general se establece de forma indefinida.

A pesar de ello, el Código Civil reconoce en su artículo 101 las causas de extinción de una pensión compensatoria. En el mismo se mantiene que el hecho de que el cónyuge beneficiario de esta contraiga un nuevo matrimonio o conviva maritalmente con otra persona formando pareja de hecho supone la extinción del derecho. Del mismo modo, también cesa el mismo en el caso de que se altere la causa que lo motivó.  

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE